Socialismo, reformas y socialdemocracia


Lo que intenta expresar la derecha, ignorando, por cierto, años de crecimiento y autocrítica de la izquierda, es: el gobierno de Bachelet es una vuelta las ideas socialistas fracasadas de antaño, es decir, a los proyectos socialistas de matriz autoritaria y populista. Sin embargo, lo que no han leído – o lamentablemente no lograron entender– es que hubo un modelo socialista exitoso, en el que fue posible reunir libertades civiles, con la construcción de un Estado de derechos que promovió el pleno empleo y la imbricación entre movimientos sociales y partidos políticos.