Renovando el sistema de acreditación de la educación superior


En Chile pasa con frecuencia que el espíritu de una norma suele terminar pervertido por los vacíos que quedan al momento de hacerla. Para enfrentar el escándalo de las acreditaciones de la educación superior, el gobierno envió al parlamento un proyecto en el que se reemplaza la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), caída en desgracia por los negocios que llevó adelante Eugenio Díaz. El proyecto, explica el académico Juan Eduardo García–Huidobro, tiene aspectos positivos; pero también vacíos y ambigüedades que gente lista puede aprovechar para transformar todo, otra vez, en un sistema donde no sería la calidad lo que determine la acreditación de una institución, sino el dinero.