Otra vía con Bolivia: Congelar la demanda, tregua y llamar al Papa


Lo lógico es que Bolivia congele por un lapso –seis meses, por ejemplo– la presentación de su querella, y que en consecuencia con la agenda de trece puntos, donde se incluye el tema marítimo, los dos países o sus “dirigentes” dialoguen con intensidad sobre caminos plausibles de entendimientos sinceros, fraternos y pragmáticos con puerto para Bolivia.