¿Basta más Presupuesto para salvar a la educación pública?


La educación pública está en una crisis que se arrastra y se agudiza: desde los 80 comienza a darse un cambio en la proporción de la matrícula atendida por el subsistema público y el particular subvencionado: en 1981 el sistema público atiende al 78 % y el particular subvencionado al 15 %; en 1990 el 60 % de la matrícula seguía siendo pública y el 31 % era particular subvencionado; hoy (2012) las proporciones se invierten: la mayoría, el 54 %, es particular subvencionado y solo el 38 % es municipal. Pese a esta pérdida de peso relativo, hasta comienzos de los 2000 la educación municipal seguía creciendo. Desde entonces (2002) comenzó a perder más de 60.000 estudiantes por año.