Magíster en Prevención, Seguridad Urbana y política criminal


Hasta marzo se encuentran abiertas las postulaciones a este magíster que es impartido por el Centro de Seguridad Urbana de la Facultad de Derecho de la UAH, una de las instituciones más reconocidas a nivel nacional en el desarrollo de conocimientos y asesorías en materia de política de seguridad urbana y prevención.

El Magíster en Prevención, Seguridad Urbana y política criminal es único en el país y tiene por objetivo principal constituirse como un espacio de formación de excelencia para agentes vinculados al diseño e implementación de políticas y proyectos de seguridad urbana tanto en Chile como en la región. Para ello se busca promover el desarrollo  de conocimientos, habilidades y competencias específicas para el diseño, implementación y evaluación de políticas públicas y proyectos de calidad orientados a la prevención del delito, la violencia y los conflictos urbanos.

Germán Díaz Urrutia, coordinador académico del programa nos cuenta sobre la necesidad de abordar esta problemática desde diversas disciplinas y generar así políticas públicas más eficaces en prevención, seguridad ciudadana y atención de las víctimas.

-¿Por qué es necesario abordar esta problemática en forma integral?

El delito y la violencia, son fenómenos complejos y multicausales, que tienen diversas expresiones y afectan de distinta manera la vida en nuestras ciudades, de ahí la necesidad de contar con un programa que se haga cargo de este desafío y favorezca un diálogo multidisciplinar que permita promover respuestas integrales, capaces de abordar las causas profundas del delito y los desafíos que implica la gestión de este tipo de iniciativas.

Por ejemplo, sabemos que las buenas políticas en la materia, demandan una adecuada comprensión de los fenómenos urbanos y del territorio, junto a conocimientos específicos en el ámbito de trabajo con poblaciones vulnerables, y la coordinación oportuna con otros actores de la seguridad como las policías y agentes municipales.


-¿Es más importante prevenir un delito, perseguir a los infractores o atender a las víctimas?

Siempre la prevención, en especial la primaria, será más oportuna y rentable que la persecución y reparación del delito. Sin embargo no se trata de sobreponer una acción por encima de otra, sino de pensar una política integral que apunte progresivamente a incidir en las causas reales de la génesis de los delitos y dotar de recursos a las comunidades para que asuman la co-responsabilidad en esta materia, de modo que en el mediano y largo plazo se invierta más en prevención que en persecución penal.

Por otra parte el trabajo con las víctimas es fundamental y permanente, por ello hemos diseñado un curso específico sobre” victimología”, que se encarga de abordar el debate actual y las políticas públicas orientadas a este tema.

-¿Qué políticas de seguridad urbana necesita con más urgencia nuestro país?

Nuestro país necesita seguir consolidando una política de seguridad ciudadana, que fortalezca el rol de los gobiernos locales (municipios) en la materia, lo que implica un mayor acompañamiento técnico, una mayor autonomía y continuidad presupuestaria, un mejor monitoreo y evaluación de lo que se hace y de lo que funciona, y por sobre todo una mejor coordinación intersectorial.

A su vez dentro de los temas prioritarios de nuestro país en esta materia está:

  • Mejorar las condiciones de trabajo y el rol en el campo de la prevención de las policías.
  • Generar buenos programas de integración y promoción para los más de 500.000 jóvenes que actualmente no trabajan ni estudian en Chile, y de los cuales muchos han iniciado trayectorias delictivas.
  • Desarrollar programas de intervención focalizados e integrales en barrios de alta complejidad, con alta presencia de narcotráfico.

-¿Qué país o ciudad del mundo tiene mejores políticas de seguridad urbana?

Esta es una pregunta difícil de responder ya que las políticas están en función de los contextos, de la idiosincrasia y de múltiples factores que pueden incidir en su éxito. Hay países con buenas políticas en materia de protección de la infancia y el trabajo con jóvenes en conflicto con la ley como Canadá pero que tienen otro tipo de problemas y desafíos; en Asía por lo general vemos países con bajísima tasa de homicidio pero con altas tasas de violación y delitos sexuales; en Alemania la violencia de género ha sido una problemática difícil de erradicar, etc.

Por ello más que hablar de los países con las mejores políticas es conveniente hablar de políticas o estrategias específicas para el abordaje de una temática, que han demostrado un buen impacto.