“Hay sectores de Hacienda que están siempre con el iluminismo centralista”


Esteban Valenzuela Van Treek, preside la Comisión Asesora Presidencial en Descentralización y Desarrollo Territorial. Es director del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Alberto Hurtado. Es periodista y cientista político de la UC, además de doctorado en Historia Contemporánea por la Universidad de Valencia y magíster en Desarrollo y Administración Pública por la Universidad de Wisconsin. Además, es escritor y consultor en descentralización de la GIZ para América Latina, y fue diputado y alcalde de Rancagua.

El pasado martes estuvo en la Región de Coquimbo, encabezando el noveno diálogo por la descentralización que se desarrolla en el país. De los desafíos que tiene dicha comisión, de los acuerdos y los aspectos más complejos de su labor, habló con El Día.

– ¿Qué tan difícil ha sido el trabajo que ha debido desarrollar estar comisión presidencial?
“Ha habido dos cosas difíciles, la primera tiene que ver con la poca precisión en los datos que existen en las universidades, centros de investigación, las instituciones del Estado, incluida la Subdere, que tienen poca información. Uno acá descubre nuestro rezago en eso, entonces hemos tenido que reconstruir mucha información, pedirla, para poder salir de lo genérico e ir a lo preciso. Lo mismo el Congreso Nacional que tiene poca información. Lo segundo es que mucha gente de los ministerios no terminan de entender o ‘caerle la chaucha’, como se dice en viejo chilenismo, que la Presidenta creó esta comisión para descentralizar y quisieran seguir iguales”.

– ¿Y cuál debiera ser el producto final de esta comisión?
“Esta comisión está trabajando con la sociedad y con el Estado, en un diálogo que permita tener un mapa de ruta para que , ojalá que cuando se lo entreguemos a la Presidenta, ella diga, listo, esto está bastante consensuado, realista y a su vez reformista, y va al proceso legislativo. Es lo que quisiéramos. Pero, hay sectores del Ministerio de Hacienda, que están siempre en el ‘iluminismo centralista’ y el punto de vista nuestro es que aquí lo que hace falta es recursos e instrumentos autónomos de las regiones”.

RENTAS REGIONALES

– ¿La creación de las rentas regionales pueden ser una solución?
“Es vital, y en esto no hay que inventar la pólvora. En todos los países se hace una combinación de rentas regiones propias con una participación en un impuesto nacional o en la recaudación nacional. Entonces, lo que se está proponiendo es que las regiones partan en un 5 por ciento de coparticipación, de toda la renta de impuesto central, para avanzar en un 15 por ciento para el año 2020”.

– Junto con ello se habla de aumentar el porcentaje del royalty minero. ¿Qué tan complicada puede ser esa negociación?
“Con el royalty minero siempre se pensó en recuperar lo que fue la ley del cinco por ciento de las ventas del cobre en las provincias mineras. Eso fue una ley que ganaron los sindicatos del cobre el año 1957 y en 1974 la dictadura lo elimina. A diferencia de otras centroizquierdas del mundo la Concertación no avanzó en esto, y en todos los países de América Latina y desarrollados del mundo existe esto en que a las zonas mineras o las que tienen gas o petróleo, se les permite tener parte de esa riqueza porque tienen que invertirla estratégicamente, porque algún día se acabará esa riqueza”.

– ¿Y que propone la comisión?
“Está proponiendo que el impuesto específico de la minería que es el royalty, que está en torno al 4 por ciento, crezca al 5 y que el ciento por ciento de esos recursos quede en el sistema regional. La mitad a la región donde se ubica la empresa minera y la otra a un fondo de convergencia que favorece a las regiones con menos recursos socioeconómicos”.

ENDEUDAMIENTO

– Otra propuesta es la capacidad de endeudarse de las regiones. ¿Hacia dónde apunta aquello?
“Lo que nosotros estamos explorando es un regla bastante moderada de que sea de un máximo de endeudamiento a largo plazo del 7 por ciento de tus ingresos autónomo anuales. En el caso de ustedes, si se traban las expectativas de negociación por el túnel (Agua Negra) con los estados centrales, que la región también pueda entrar a tallar y decir, de mi presupuesto a 20 años también puedo buscar otras manera de financiamiento (crédito). Eso es normal en los países desarrollados, no hay que tener miedo”. 

Puerto de Coquimbo

También se habla de que los puertos debieran dejar más a las ciudades o regiones donde se encuentran. ¿Cuál es la propuesta que se estudia? 
“Ustedes tienen un puerto importante como es Coquimbo, pero también está Valparaíso, Talcahuano, son bastante pobres, pero no desde el punto de vista de su gente, sino que de recursos. Lo que se busca es que los puertos dejen algo. La propuesta que existe señala que los puertos debieran dejar un dólar por cada tonelada que pasa por ellos”.